Corrección de arrugas PDF Print E-mail

Toxina botulínica

Este tratamiento está indicado para mejorar las arrugas de expresión en el tercio superior de la cara, relajando la expresión del rostro al evitar la formación de la arruga sin perder la expresividad facial. Para conseguir relajar o debilitar los músculos de la mímica se utilizan las inyecciones intramusculares con la toxina botulínica tipo A. Es una proteína altamente purificada que se extrae de una bacteria y que tiene la capacidad de interrumpir el impulso nervioso que origina una contracción muscular. Se utiliza en el tratamiento de las arrugas de expresión desde principios de los años 90.

Su efecto farmacológico tiene lugar a nivel de la unión neuromuscular. En esta región de transición entre el nervio periférico y el músculo se produce la liberación de la acetilcolina, un neurotransmisor necesario para la contracción muscular. Pues bien, la toxina botulínica actúa de forma local bloqueando la liberación de la acetilcolina, lo que consigue una relajación de forma temporal, que no causará ningún daño ni lesión física en las estructuras nerviosas. Con este tratamiento se paralizan de forma selectiva pequeños músculos responsables de gestos faciales innecesarios que, con el tiempo, dan lugar a los surcos y arrugas de expresión.

La aplicación se hace con agujas muy finas, inyectando directamente en el músculo hipercinético. Puede aparecer algún pequeño hematoma, que desaparecerá en pocos días. El resultado se podrá observar entre el tercer y el séptimo día. El paciente deberá acudir a una revisión a los quince días para ver si es necesario algún retoque. La duración del efecto oscila entre tres y seis meses y la reversibilidad es absoluta.El tratamiento es transitorio, y el músculo recupera su motilidad en unos 3-6 meses.

Es importante saber que los músculos tienen "memoria". Con los tratamientos continuados se consigue una rehabilitación del movimiento, educando así la cinética del mismo. La disminución en la fuerza de contracción de la musculatura de la mímica con el tratamiento de la toxina botulínica tiene un efecto directo, el rejuvenecimiento de la expresión, con disminución de las arrugas, y un efecto indirecto, la prevención en el incremento de las arrugas tratadas.

Los resultados dependen del paciente, aunque hay que saber que hay un muy pequeño porcentaje de personas que no responden a este tratamiento.

 

Fotorrejuvenecimiento

Este tratamiento permite tratar la piel dañada y mejorar la piel normal la textura y el aspecto, ya que favorece la producción de colágeno, dando más hidratación y nutrición mejorando el grosor y la elasticidad.

Se usa para tratar enrojecimientos, pequeñas lesiones vasculares, manchas producidas por el sol, poros dilatados, arrugas finas y el envejecimiento moderado.

Se puede realizar en cualquier piel, siendo su uso más frecuente en cara, cuello, escote y manos.

El procedimiento produce mínimas molestias o dolor y no requiere de convalecencia.

Después del tratamiento pueden aparecer:

-Cuando el tratamiento se realiza sobre pequeños vasos sanguíneos puede aparecer inflamación y un suave color púrpura que desaparece a la semana.

  • Inflamación transitoria que desaparece a las 24 horas.
  • Aparición de costras muy finas que desaparecen entre 2 y 4 días.
  • Oscurecimiento de las pecas y manchas que desaparece en una semana.

-Una suave descamación que comienza a partir del día siguiente a la sesión.

Pueden aparecer también cicatrices, ampollas e hipo o hiperpigmentación, pero es algo excepcional.

Los hombres apreciarán disminución o pérdida del vello en la zona tratada.

Cuando se realiza este tratamiento hay que aplicar protección solar muy alta mientras dure y 30 días después, es por ello que sólo se realiza durante los meses de otoño e invierno.

El tratamiento puede realizarse con IPL (luz pulsada), que consiste en aplicar una luz similar al láser por a alta intensidad y en frecuencia de pulsos con un cabezal láser sobre la zona a tratar, o con láser y sería un tratamiento no ablativo; o se puede usar el láser para un tratamiento ablativo (resurfacing) en el que se vaporizan las células de la epidermis.

Este tratamiento está contraindicado en pacientes con fototipo V.


Infiltraciones

La vida cotidiana conlleva el continuo movimiento de los músculos faciales y con ello el desarrollo de las líneas de expresión alrededor de las zonas más utilizadas.

Las infiltraciones están indicadas para atenuar estos cambios faciales, permitiendo el tratamiento de depresiones cutáneas, arrugas, surcos y cicatrices, así como el aumento o remodelación de zonas como los pómulos, mentón, labios o nariz.

El tratamiento consiste en la introducción de diferentes sustancias en las zonas indicadas previa aplicación de anestesia local. Tras las infiltraciones se usan cremas específicas en la zona tratada y se está bajo supervisión médica varias semanas.

Las sustancias de relleno pueden ser reabsorbibles por el mismo organismo, lo que nos llevaría con el tiempo a tener que someternos de nuevo al tratamiento, o no reabsorbibles.

Los productos de relleno tienen efecto masa y características diferentes que les hacen más o menos apropiados para determinadas zonas y determinados pacientes.

El infiltrado más conocido es el ácido botulínico, pero también se usan vitaminas, y últimamente se autoimplanta la propia grasa corporal del paciente.

Tras el tratamiento no se puede usar maquillaje ni crema, aunque sí se podrá aplicar frío y cremas para evitar los hematomas.

El resultado final no se puede valorar inmediatamente, sino con el tiempo.

Pueden presentarse efectos secundarios como inflamación, hematomas, rojeces y pústulas, y en ocasiones, granulomas como reacción del cuerpo contra el producto inyectado.


Mesoterapia facial

Es una técnica de inyección intradérmica en la zona afectada de forma indolora.

Mediante esta técnica se consigue, a nivel:

  • Celular: Que el adipocito libere la grasa que hay en su interior.
  • Vascular: Se estimula la microcirculación local y sistémica.
  • Linfático: Favorece el drenaje linfático de las toxinas acumuladas.

Las sustancias que se infiltran son homeopáticas.

Los efectos secundarios son pequeños hematomas, molestias al inyectar y ligero eritema.

Está indicado en la prevención del envejecimiento cutáneo y de sus manifestaciones características y para la revitalización global de la piel.En este caso, las sustancias que se inyecta estimulan el aporte de oxígeno, la hidratación y la vascularización de la zona, aportando los elementos necesarios para la estimulación del fibroblasto y la consiguiente producción de colágeno.

El producto se infiltra en la arrugas siguiendo las líneas de tensión de la piel.

Se atenúan las arrugas y la piel rejuvenece.

En este caso, además de inyectar productos homeopáticos, se inyectan además ácido hialurónico y vitaminas.

Estos tratamientos están contraindicados para aquellas personas que presentan alergia a los productos que se van a inyectar.


 

 
Banner
Copyright © 2017 Consulta de Medicina Estética de la Doctora Concha Obregón. All Rights Reserved.
Joomla! is Free Software released under the GNU/GPL License.
 

Su consulta de medicina estética en Santander

Banner
Banner