Eliminación de Manchas PDF Print E-mail

La última tendencia en procedimientos estéticos se orienta hacia la realización de tratamientos no invasivos, de corta duración y con un mínimo tiempo de recuperación. Actualmente, este objetivo puede lograrse por medio de un nuevo método que utiliza la tecnología de la Luz Intensa Pulsada (IPL). El denominado Fotorrejuvenecimiento o IPL facial es uno de los tratamientos más innovadores dentro del campo de la Medicina Estética. El tratamiento consiste en la aplicación directa de luz pulsada intensa de banda ancha sobre la zona objetivo, que estará previamente protegida por un gel frío el cual, al mismo tiempo, favorece la conducción de la luz logrando una mayor efectividad.

Esta técnica permite que el calor generado por la luz pulsada destruya la lesión, la cual se irá descamando y aclarando gradualmente. Además, se logra, sin ningún tipo de efecto negativo y sin dolor, la estimulación del colágeno y del tejido conectivo que se traducirá en una piel más joven y luminosa.

Este tratamiento permite el rejuvenecimiento de la piel, el tratamiento de lesiones vasculares benignas, hiperpigmentaciones, etc. También está indicado para pacientes que sufren rosácea y aquellos que presentan rostros y mejillas enrojecidas por una vasodilatación venosa.

Por regla general y para conseguir unos resultados optimizados, se realiza una serie de cinco o más tratamientos a intervalos de tres semanas. Se seleccionan unos parámetros específicos de tratamiento con el objetivo de evitar que el paciente se vea obligado a tener un periodo de convalecencia a consecuencia a los tratamientos. Una de las características de este tratamiento es que puede realizarse tanto en el rostro como en el cuello, escote y dorso de las manos, en general en cualquier parte del cuerpo. Se recomienda no tomar el sol durante las dos semanas anteriores a realizarse el tratamiento y tener la piel lo menos bronceada posible. Igualmente no se debe exponer al sol las dos semanas posteriores y conviene el uso de fotoprotector solar pre y post tratamiento.

Los resultados se irán notando de manera progresiva, en especial, una mayor luminosidad de la piel, eliminación de manchas, rojeces, couperosis y otras imperfecciones, estimulando la formación de nuevo colágeno.

Este tratamiento permite tratar la piel dañada y mejorar la piel normal la textura y el aspecto, ya que favorece la producción de colágeno, dando más hidratación y nutrición mejorando el grosor y la elasticidad.

Se usa para tratar enrojecimientos, pequeñas lesiones vasculares, manchas producidas por el sol, poros dilatados, arrugas finas y el envejecimiento moderado.

Se puede realizar en cualquier piel, siendo su uso más frecuente en cara, cuello, escote y manos.

El procedimiento produce mínimas molestias o dolor y no requiere de convalecencia.

El tratamiento puede realizarse con IPL (luz pulsada), que consiste en aplicar una luz similar al láser a alta intensidad y en frecuencia de pulsos con un cabezal láser sobre la zona a tratar, o con láser y sería un tratamiento no ablativo; se puede usar también el láser para un tratamiento ablativo (resurfacing) en el que se vaporizan las células de la epidermis.

Este tratamiento está contraindicado en pacientes con fototipo V.

¿Cuándo se puede emplear el tratamiento de IPL Facial:

  • Eritema, especialmente de la cara, cuello y escote .
  • Enrojecimiento emocional de la cara.
  • Rosácea.
  • Fotoenvejecimiento o daño solar de la piel.
  • Problemas de pigmentación.
  • Piel desgastada o con aspecto áspero y poros grandes.
  • Daño solar no facial.
  • Cicatrices del acné
  • Como procedimiento adyuvante para los pacientes que se van a someter a un tratamiento de resurfacing con láser o a un peeling químico.
  • Como tratamiento concomitante a las infiltraciones de materiales de relleno o toxina botulínica (bótox)
  • Como tratamiento para recuperar la frescura de la piel.


Después del tratamiento pueden aparecer:
Cuando el tratamiento se realiza sobre pequeños vasos sanguíneos puede aparecer inflamación y un suave color púrpura que desaparece a la semana.


-Inflamación transitoria que desaparece a las 24 horas.

-Aparición de costras muy finas que desaparecen entre 2 y 4 días.

-Oscurecimiento de las pecas y manchas que desaparece en una semana.

Una suave descamación que comienza a partir del día siguiente a la sesión.

Pueden aparecer también cicatrices, ampollas e hipo o hiperpigmentación, pero es algo excepcional.

Los hombres apreciarán disminución o pérdida del vello en la zona tratada.

 

IPL

 
Banner
Copyright © 2017 Consulta de Medicina Estética de la Doctora Concha Obregón. All Rights Reserved.
Joomla! is Free Software released under the GNU/GPL License.
 

Su consulta de medicina estética en Santander

Banner
Banner