Blog

El uso de mascarilla dispara los tratamientos para embellecer la mirada

Hace ya casi un año que la mascarilla forma parte de nuestra rutina diaria, nos enmascaramos en todos los espacios públicos y ya nadie muestra su rostro al descubierto cuando está en presencia de otras personas.

Una medida de seguridad e higiene que hemos adoptado con motivo de la crisis sanitaria de la Covid-19 y que, curiosamente, también ha modificado las pautas de comportamiento y los deseos entre las pacientes de la doctora Concha Obregón.

En estos meses hemos detectado un aumento considerable en la demanda de tratamientos para embellecer e iluminar la mirada. Ahora toda la atención se centra en el tercio superior de la cara y es normal que queramos lucir una mirada alegre, abierta, fresca y descansada.

La fuerza de la expresión, el juego e incluso la seducción que antes conseguíamos con todo el rostro y, sobre todo con la sonrisa, ahora se centra exclusivamente en los ojos y la frente.

En la clínica de la doctora Obregón tratan todo tipo de arrugas que cierran y oscurecen la cara. Una de las técnicas más utilizadas para corregir estos pliegues es lo que popularmente se conoce como bótox.

 

VER VÍDEO APLICACIÓN BÓTOX EN CONSULTA 

 

Según explica Obregón, la toxina botulínica está muy recomendada para tratar las arrugas dinámicas, las que se concentran fundamentalmente en el tercio superior de la cara y que surgen de los movimientos involuntarios de nuestros músculos (preparados para protegernos de la luz, la suciedad y para adaptarse a las diferentes situaciones cotidianas).

Este tipo de arrugas, por ejemplo las que se forman al fruncir el ceño o las llamadas de marioneta, son verticales, entristecen y cierran la expresión de la cara. Con el bótox lo que se persigue es relajar (no paralizar) la zona para conseguir una apertura y una mayor luminosidad en el rostro.

Y este mismo efecto de apertura es también lo que se persigue con los hialurónicos, pero en este caso actúan sobre las arrugas estáticas, aquellas que son fruto de la flacidez, de la disminución de la masa ósea, grasa y de la relajación muscular.

 

VER VÍDEO APLICACIÓN BÓTOX EN CONSULTA DE LA DRA. OBREGÓN

Aquí lo que buscamos es reforzar el marco óseo para que la paciente vuelva a tener apertura en el rostro”, explica Obregón, para quien es muy importante no abusar del exceso de volumen para compensar la flacidez. “Nunca puede dar la sensación de que una cara ha sido tocada

Según explica la doctora, “con una técnica u otra o con la combinación de varias siempre vamos a preservar aquello que da luz a la cara (como las arrugas horizontales de sonreír) y haremos desaparecer lo que cierra y oscurece nuestra expresión”.

Secretos bien guardados

Por otro lado, Obregón explica que también son meses muy buenos para hacerse algunos tratamientos en la parte inferior del rostro que implican una pequeña recuperación posterior.

Aunque es verdad que las técnicas son cada vez menos invasivas y que en la clínica de la doctora Obregón siempre se apuesta por la naturalidad y se huye de los excesos, algunos tratamientos dejan pequeñas marcas que desaparecen en poco tiempo.

Pero ahora es más fácil que nunca disimular una pequeña cicatriz o un moratón en el rostro. ¡Algo bueno tenía que tener la mascarilla!